martes, 30 de octubre de 2012

¿Cómo usar LinkedIn de forma óptima?


El CEF (Centro de Estudios Financieros), la escuela de negocios y centro preparador de oposiciones, ha publicado un decálogo que recoge 10 aspectos a tener en cuenta para usar Linkedin como herramienta de búsqueda de empleo.

Según Marta Blasco, “Linkedin se está convirtiendo en una vía esencial como método de reclutamiento. Sus bajos costes, la posibilidad de llegar a los profesionales directamente, sin intermediarios y sin tener que esperar a que se apunten a un anuncio; el disponer de un CV actualizado, y la ventaja de usar un networking (búsqueda de empleo a través de las nuevas tecnologías y las redes sociales), tan potente como el que brinda una red con 135 millones de usuarios en todo el mundo hacen que las empresas utilicen cada vez más Linkedin en sus procesos de selección de personal”.

Linkedin es una herramienta de gran potencial y que, si se sabe explotar, puede abrirle oportunidades laborales muy interesantes. Para ello, debemos hacer caso a estas 10 recomendaciones:

1) Cuida la imagen. Si decidimos hacer un perfil en Linkedin, tenemos que tener  que vamos estamos expuestos permanentemente, como si de un escaparate se tratase. Es esencial tener el perfil lo más completo posible y cuidar la foto que ponemos en el mismo.

2) Gestiona adecuadamente tus contactos. No hagas contactos por el mero hecho de hacerlos, para eso existen otras redes sociales. A aquellos perfiles que agregan a todos los contactos que ve, y alcanzan un número superior a 500, se les denomina "LION". Por tanto, en primer lugar tenemos que plantearnos un objetivo (¿qué quiero conseguir con Linkedin?) y una vez definido, seleccionar contactos en función del mismo. Así, si tu objetivo es encontrar trabajo, tus contactos deberían ser miembros de departamentos de RR.HH de empresas, consultoras, headhunters, ETTs, etc. dentro de los sectores en los que queremos desarrollarnos. 

3) Únete a grupos profesionales y participa en ellos. Así podrás mostrar tu experiencia, compartir conocimientos, obtener información útil sobre tu sector, conocer ofertas de empleo, etc. Ten en cuenta que participar en grupos puede servir de escaparate para que nos vean aquellas personas que están buscando talentos. se trata en todo momento de DESTACAR.

4) Transmite posicionamiento y diferenciación. Aprovecha los tres sitios Web y las distintas aplicaciones (Slideshare, WordPress, Box.Net, etc.) que te proporciona Linkedin para diferenciarte y subir documentos en distintos formatos (presentaciones Power Point, Vídeos, Podcast). También aprovecha las referencias que hagan de ti otros usuarios de Linkedin (al menos deberás tener dos). Si tienes página web, blog, déjalo claro y actualízalo constantemente para que pueda ser consultado.

5) Cuida tu identidad y maneja tu reputación digital. Un estudio reciente de Career Builder señala que un 34% de las empresas estudiadas han rechazado el perfil inscrito a sus ofertas de trabajo tras ver su perfil de Facebook. Si estás buscando trabajo, lo primero que tienes que tener claro es qué información existe sobre ti en la Red. Busca tu nombre en Google, a ver qué aparece. Ten cuidado con lo que escribes en blogs, foros, etc. y sobre todo, si tienes perfil en Facebook, preocúpate de que nadie exceptuando las personas que tú quieras pueda acceder al mismo.

6) Cuida el contenido de tu perfil. El contenido de tu perfil no tiene que ser como el de un CV, el cual se basa principalmente en funciones y tareas. Enfócalo más bien a logros y resultados, cuantificándolos en cada uno de los apartados. Rellena cuidadosamente el extracto y las especialidades, así como las actitudes (estos 2 últimos aspectos favorecerán la búsqueda de tu perfil por parte de las empresas). Y sobre todo, no dejes apartados sin completar. Si puedes, traduce también tu currículum a inglés.

7) Cuida las “reglas informales” a la hora de comunicarte con los contactos. Agradece cada vez que un nuevo contacto te acepta. No le escribas a su correo personal sin pedirle permiso previamente. Deja un tiempo prudencial hasta que le envíes tu CV y datos de contacto. No seas insistente y sobre todo, acostúmbrate a tener paciencia.

8) Si estás buscando trabajo y ya tienes un empleo, configura adecuadamente tu perfil para evitar problemas. Las opciones que te permite Linkedin en cuanto a tu configuración son: 
  1. Feed de actividad (te permite dar a conocer a los demás las empresas a las que sigues, cambios en tu perfil, actualizaciones de tu status, etc); 
  2. Difusión de tu actividad (contactos que has incorporado a tu lista, grupos a los que te has unido, etc.); 
  3. Acceso a tus contactos (quién puede ver tu lista de contactos).

La recomendación es que cuando estás en búsqueda activa de trabajo y ya estás trabajando, todas estas opciones las tengas configuradas de tal forma que no puedan ser visualizadas por nadie. En las demás circunstancias, deberías tenerlo totalmente abierto.

9) Mantén siempre la red actualizada. Piensa en la sensación que da cuando vemos un CV o una página Web no actualizada. Indirectamente, eso será síntoma de dejadez y falta de atención. 

10) Dedícale tiempo. Tener un perfil de Linkedin adecuado implica horas de dedicación. Y una vez creado, todavía se necesita más tiempo para poder poner en marcha todo lo anterior. De las horas de dedicación, dependerá la eficacia de la herramienta. 

Es como cuando alguien insistentemente acude a la calle cada día para repartir currículums. En este caso sería poder buscarnos los contactos profesionales sin salir de casa pero con la misma, o aún mayor, insistencia. Y no olvides crear un perfil en Twitter y cuidar también lo que allí dices y las imágenes que subes.

Como argumentan Crompton y Sautter (2010), "si usted quiere conseguir un nuevo empleo o mejorar en su carrera, las redes sociales deben ser un elemento clave de su estrategia de búsqueda de empleo".

0 comentarios:

Publicar un comentario